domingo, 1 de junio de 2014

De Emile a amante del buen comer

¿Recuerdan a Emile, el hermano de Remmy, de la película de Ratatouille? ¿Aquel ratoncito incapaz de distinguir el sabor de una llanta del de un champiñón?



En la hora de las confesiones... Yo fui Emile. Pero como en la película, tuve a mi Remmy que reivindicó mi camino, mi hermana gastrónoma, a quién agradezco infinitamente haber tenido la paciencia para educar a este rebelde paladar.

Y es así como empieza la historia de la amante del buen comer. Hace más o menos tres años, mi hermana y yo decidimos emprender una misión: visitar una vez al mes alguno de los restaurantes más renombrados de México (o del lugar donde estuviéramos) para confirmar o desmentir su fama, desde la perspectiva de una experta en la cocina (mi hermana) y de una simple mortal (yo).

Este blog busca compartir las aventuras en cada uno de esos lugares y de aquellos que nos lleven a deleitar platillos que alegren al corazón. Por mi indecisión de empezar esta crónica, algunas reseñas tendrán información mermada, pero buscaré en mis recuerdos y memorias ser lo más específica posible.

Espero disfruten conmigo este paseo culinario así como yo lo hice en cada bocado.

Emile


No hay comentarios:

Publicar un comentario