domingo, 17 de enero de 2016

Kuuk

Por sugerencia de mi amigo el más Gourmet, Beto Ballesteros (a quien agradezco una buena parte de las recomendaciones y lugares visitados al día de hoy), reservé para cenar con una de mis mejores amigas en el Kuuk.

Del chef Pedro Evia, Kuuk está ubicado en una linda casona frente al monumento a la patria en Mérida Yucatán. Estacionamiento de acceso gratuito dentro del inmueble, la recepción está ubicada en la entrada principal de la casa. La decoración muy sobria, con cuadros de fotografías de los inicios de la avenida Montejo y mesas muy amplias (tanto que incluso llegué a sentirme lejos de mi amiga) sin decoración sobre las mismas.

Dos opciones para cenar: menú de degustación de 13 tiempos o a la carta.

Optamos por pedir a la carta. Iniciamos con agua del día (alguna mezcla exótica de sabores que realmente no recuerdo qué tanto incluía pero que estaba deliciosa), unos tamalitos cortesía de la casa y el cuarteto de tostadas, todas deliciosas, pero la de camarón con longaniza... Espectacular. 

Compartimos una ensalada Kuuk (lechugas varias, manzana y quinoa) y los platos principales fueron un mero en costra (cuya presentación me encantó) y pulpo a las brasas. Unos esquites al pibial con queso fueron la deliciosa guarnición que acompañó nuestros platos. Todos en generosas cantidades, de esas que no esperas en este tipo de restaurantes.

Finalmente de postre pedimos la dulcería de la casa (macarrones deliciosos de diferentes sabores: lima, queso de bola, xtabentun, albahaca, Rosa, coco, maracuyá, vainilla y chocolate).

El tamaño de las porciones, el sazón y el lugar fueron muy razonables en relación con el precio. El servicio bueno, meseros atentos con conocimiento de los platillos y pendientes de los comensales. La música muy moderada para poder platicar a gusto, calidez y privacidad del lugar.

Definitivamente es un lugar que recomiendo y al que seguramente volveré.

Nos leemos en la próxima. ¡Máre! 

Emile 





No hay comentarios:

Publicar un comentario